Qin Shi Huang Di, la inmortalidad y los Guerreros de Xian

Xian guerreros terracota, vista general (autor: airunp)

La necrópolis del Monte Li (Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO) es indisociable de la leyenda del Primer Emperador de los Qin y constituye un imponente conjunto de figuras (los Guerreros de Xi´an, bīng mă yōng, 兵馬俑), guardianes del Mausoleo de Qin Shi Huang Di (秦始皇陵), testimonio de su megalomanía en el siglo III a.C y la proyección de su aura hacia la posteridad.

Descubierto por los habitantes de la zona de Li Tong (se puede consultar una vista “celeste” de la necrópolis y identificar claramente su posición en relación con el Monte Li y el Río Wei) (4). El conjunto fue hallado en el 1974 y representa la mayor atracción arqueológica (13) e intensamente turística (7) de China abierto al público desde 1979.

La megalomanía de Qin Shi Huang Di

Se hallaron de miles de figuras de soldados de terracota, precisamente moldados (2) para figurar gran cantidad de detalles (peinados, actitudes…) (5)(12), ordenados estrictamente en 3 fosas encerradas en un recinto perforado hacia los cuatro puntos cardinales. El sitio representa una extensa tipología del ejercito Imperial con conductores, caballeros, soldados sentados, figuras de pie, guerreros, oficiales militares y figuras de alto rango (15). Al margen de las figuras y accesorios logísticos, se hallaron puntas de flechas, lanzas…(14)

Anclado en la ritualidad funeraria china, las características desmedidas (6) de la obras se deben analizar a la luz de la búsqueda de longevidad de Qin Shi Huang Di. Son fascinantes las diferentes referencias a la inmortalidad (16) y la relación que se pueda establecer entre la obsesión de Qin Shi Huang Di en este campo y la representación de los Guerreros de Xi´an o de la Gran Muralla como síntomas de la perennidad histórica de la grandiosidad de su reinado.

El espacio dejado libre entre inmortalidad y perennidad o posteridad deja lugar a mucha reflexión alrededor de las técnicas utilizadas para alcanzar la inmortalidad física por una parte y sobre la representación del personaje ilustre en la tradición china, cruzado con los parámetros del arte funerario, del culto a los antepasados (8)(9).

Así de la necrópolis de Li Shan contrasta por ejemplo la oposición entre el culto a la figura de Qin Shi Huang Di y la multitud de guerreros anónimos (“depersonalization as a significant feature in early Chinese religion and metaphysics”)(3) a pesar de la personalización de sus rasgos y actitudes, un aspecto en debate en el artículo de Ladislav Kesner: Likeness of No One: (Re)presenting the First Emperor’s Army. (1) citando Falkenhausen nos interpela con el siguiente comentario: “the figures are substitutes for real soldiers as little as Cezanne’s still life is a substitute for a plate of fruit.”

La figura del heroe en la cultura China

La representación multitudinaria de la necropolis de Lishan y tratando de las representaciones del “héroe” en las sociedades antiguas, Keightley (3) insiste primero en la sistematización de las alegorías heroicas y dramáticas en otras sociedades de la época por ejemplo en Grecia cogiendo en la mitología homérica el caso de Aquiles y oponiéndolo a los relatos chinos no-heroicos, de personajes anónimos, diluidos en escenarios multitudinarios como representado en el vaso de bronce de Hu.

Libre de un protagonismo individual y de su cristalización social como héroe, el artista anónimo se distancia de su creación a favor de una comunidad de artesanos como lo atesta la procedencia dispersa de las figuras de Li Shan (11).

Pasa lo mismo con los personajes y carácteres representados con los Guerreros de Xian, Ladislav Kesner citando Keightley indica: “the figures are better viewed not as individualized portraits of particular subjects, but as “types”: “The goal was to produce the appearance of individuality, without its substance, realism without portraiture.” (1)

El mundo chino carece de fantasmas mitológicos, la ausencia de héroe referente, como figura de proa de la tragedia y de las leyes de una experiencia humana dramática en la mitología griega en cambio hace emerger una percepción optimista del mundo, basado en el orden de la sociedad, la virtud, el respeto de la jerarquía, la ética y la burocracia.

Keightley en base a los hallazgos neolíticos y especialmente del tratamiento ceremonial de los entierros, describe las características de la comunicación entre los vivos y los muertos y las condiciones de un paso de la vida a la muerte a través de ritos y ceremonias determinadas, inscripciones en huesos oraculares, objetos de jade, ofrendas. Destacan las ceremonias de los entierros por la gran cantidad de sacrificios humanos asociados a los ritos mortuorios y la incidencia sobre la jerarquización de la sociedad y la influencia agrícola, económica, tecnológica y demográfica de tales ritos.

Ahora bien la obsesión de Qin Shi Huang Di para la inmortalidad infiltra la concepción China de la representación e introduce un sesgo artístico y histórico comparable al sesgo introducido por Mao Zedong. La tumba de Qin Shi Huang Di al margen de la transición iniciada en la Dinastía Zhou entre ritos neolíticos (“On the eastern side of the necropolis, nineteen tombs were found, containing human remains, which in all probability were those of high officials and royal retainers destined to follow the First Emperor in death and executed at his funeral”) [Brief report on clearing Qin tombs at Shangjiao village, Lintong,1980]) y la representación no-sacrificial del macrocosmos en épocas posteriores se complica con el culto a un determinado personaje, grandioso, rodeado de miles de guerreros anónimos (“depersonalization as a significant feature in early Chinese religion and metaphysics”). Kesner cita de nuevo Keightley: “Although [these] dead have power, they have no personality.”

Vemos como sí se alaba el Emperador (“It remains to be fully examined how the tenets of the Legalist doctrine on which the Qin state was organized, and which suppressed individualism in favor of strict social regimentation, standardization, and subordination to prescribed patterns of behavior, might affect the construction of the underground army.”)(1).

Conclusiones

La necropolis de Lishan podría establecer una representación de la transformación a través de la muerte, una relación mixta de la transición entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos en base a 3 ejes:

1) SIMETRÍA: la representación del mundo exterior y la despersonalización de los componentes,

2) SACRIFICIO: la presencia adjunta de tumbas sacrificiales (10),

3) INMORTALIDAD DEL HEROE: el culto a la figura del Emperador.

Con los Guerreros de Xian, se desvanece el sueño de la inmortalidad física pero se hipertrofia la perenidad de Qin Shi Huang Di, el 1º Emperador que fija con terracota un microcosmos estructurado.

Referencias

(1) Likeness of No One: (Re)presenting the First Emperor’s Army. Ladislav Kesner. The Art Bulletin, Vol. 77, No. 1 (Mar., 1995), pp. 115-132. Published by: College Art Association

(2) Los Guerreros de Xián. Consultado el 27 abr. 09, disponible en http://www.conbarro.com/conbarro8/4Xiam(26-38).pdf

(3) KEIGHTLEY, David. N., “Early Civilization in China: Reflections on How it Became Chinese” a ROPP, P. (ed), Heritage of China. Contemporary Perspectives on Chinese Civilization, Berkeley: University of California Press, 1990, pp. 15-54.

(4) Terracota Army and Mount Li. Consultado el 09 abr. 09, disponible en http://www.nationalparkofchina.com/ltls.html

(5) EL ARTE CHINO (1991), Mary Tregear, Ediciones Destino. Barcelona

(6) Clunas, C. (1997). Art in China. Oxford: Oxford University Press.

(7) El legado del emperador Qinbeneficia a una aldea. Consultado el 27 abr. 09. disponible: http://www.chinatoday.com.cn/hoy/2006n/s2006n7/p29.html

(8) Gernet, Jacques (2005). El mundo chino. Crítica. Barcelona

(9) Folch i Fornesa, Dolors. Història de l’Àsia Oriental I:els imperis de l’Àsia Oriental. UOC: Barcelona, 2005

(10) El secreto de los guerreros de Xian. Consultado el 27 abr. 09, disponible:
http://www.elpais.com/articulo/ultima/secreto/guerreros/Xian/elpepiult/20070703elpepiult_1/Tes

(11) Pollen and the Terracotta Army. Consultado el 27 abr. 09, disponible en
http://archaeology.about.com/b/2007/03/25/pollen-and-the-terracotta-army.htm

(12) LOS GUERREROS DE XIAN. Consultado el 27 abr. 09, disponible en
http://historiarte.net/descubrimientos/xian.html

(13) El Ejército de Terracota Qin – “El mayor museo in situ de China”. Consultado el 27 abr. 09. Disponible en http://195.55.130.130/documenta/trabajosde20alumnos/editorial/Xiam_folleto.pdf

(14) Fahr-Becker. G. (2000), “Arte Asiático”. Könemann, pàg. 67-69.

(15) El mausoleo de Qin Shihuang y su ejército de terracota. Consultado el 27 abr. 09. Disponible en http://www.rsaralegui.com/modules.php?name=Publicaciones&file=print&sid=839

(16) A LA RECERCA DE LA INMORTALITAT (2004) Isabel Cervera. UOC

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: